viernes, 15 de junio de 2018

Qué linda que sos.


*










Hoy pensé mucho en vos en el bondi
cuando volvía de la casa de mi amigo,
pensaba que sos muy linda,
qué linda que sos.

Qué linda que sos
cuando saliste de esa fiesta
para mear en la calle porque
el baño estaba lleno,
te bajaste los cancanes
entre dos autos y measte,
yo miraba el asfalto mojado
lleno de meo,
vos agachada
meando en la calle,
qué linda que sos.

La última vez que
fuimos al río y me dijiste
que ese canalcito era muy playo
que nos podíamos meter, y yo
no te creí, y vos
te metiste y cruzaste caminando y
cuando llegaste al otro lado me gritaste
que estaba lleno de vacas, qué linda que sos.

Cuando salió esa crítica
de Vignoli en el página 12
diciendo que yo tenía algo
con la pudrición y los animales muertos
vos me dijiste que la deje, porque sí
es buena pero también
una vieja chota, qué linda que sos.

Ese lunes que fuiste
a tatuarte SHOSHANNA en la espalda
y explicaste que es tu héroa favorita
porque lo mata a Hitler, contaste la historia, qué linda,
y después caminaste pensando
que quizás esa piba te gustaba de verdad.

Qué linda que sos
cuando miramos esa peli
de Amy Schumer y vos
lloraste
porque te pasaba lo mismo
con todes les que te gustaban,
yo te abracé y te dije
que te acuestes para acariciarte el pelo
porque si no nos dan bola, se lo pierden,
mirá lo linda que sos.

Como esa noche que te fuiste
de una fiesta a la casa de un pibe
y al toque te dijo que te vayas
y vos te tomaste el 14 en plaza España
pensando
en las veces que le dijiste a algún pibe
que se vaya de la tuya pero
era más fácil ceder ante la insistencia
y cuando llegaste les dijiste a tus amigas
que el mundo es horrible,
igual estabas re linda.

La vuelta que acompañaste
a un perro caminando
y lo seguías a él, en vez de qué él
te siga a vos y me contaste
que estaría re bueno
no tener trabajo, vivir al pedo
para hacer esas cosas
pero te diste cuenta también
de que mientras seguías al perro
terminaste sola
a las dos de la mañana
en el medio del Parque Garay
y que te pareció
una alta metáfora de tu vida.

Qué linda que sos, aunque a veces
tengas miedo, todes tenemos miedo
qué linda que sos.

Todavía me acuerdo
del día que comimos brownies en la playa
y la Giuliana terminó
abrazada por una perra acostada en la arena,
no había más nadie, solo nosotras
las pibas, en malla y campera.
No había ni teléfonos, ni relojes,
no había mambos, frustraciones
laburos horribles, obligaciones.
Tomaste ginebra del pico,
te tapaste con muchos toallones
enterrando los pies mientras te reías,
estabas tan linda…

Un día me dijiste que te deje sola
pero me llamaste al rato para que vuelva,
yo te dije que siempre
estoy con vos, que no te preocupes
pero que pienses en lo linda que sos
porque este cuerpo que tenemos
es uno solo, y hay que quererlo así
te dije
que sos linda, en serio
qué linda que sos.

Después de ese partido
que nos sentamos todas transpiradas
y me pasaste una birra
diciendo que estaba más fría que tu corazón
yo te miré los ojos
los ojos lindos esos que tenés
y tuve miedo, pero me acordé
de que un montón de veces tuvimos
los ojos tristes
que por un montón de cosas
tenemos los ojos tristes,
que somos muchas las que
tenemos los ojos tristes, porque antes
éramos más y ahora somos menos,
me acordé de que
todo el maldito sistema está mal,
entonces te dejé
con los ojos tristes
porque a pesar de todo lo bueno
a veces sobran los motivos,
igual también quiero que sepas
en este poema que te escribo
que te voy a seguir diciendo
que sos re linda, lo linda que sos
hasta que te lo creas,
hasta que me lo crea,
hasta que lo creamos.





jueves, 28 de diciembre de 2017

I'm one with the force.

*



Hacete un favor
abrí los ojos.

La gente sale a pasear a sus perros,
pasan por mi casa
con bolsitas para levantar la mierda
es una metáfora perfecta
para algo que no se me ocurre
pero tiene que ver conmigo
y con vos.

En la misma vereda
me siento con un amigo a tomar
una birrita a punto escarcha
le digo
“Mirá, esto está mas frío
que una persona muerta”
y me contesta
que tambíén es una metáfora 
perfecta, pero complicada.

Desde que vivo en esta casa sin patio
la vida es distinta.

Vienen y van chicos
distintos, con peinados raros
algunos conocidos y no,
no hay nada que los una
porque a veces algunos
me sacan la bombacha y otros
solo la corren,
a veces algunos
se duermen, fisuran
y otros se cambian rápido y me piden
que les abra y me dan
un beso tierno al lado de la boca,
a veces hay pequeñas
coincidencias entre ellos
que me gusta encontrar.

Y mientras vienen y van
yo solo pienso en vos,
en tu barba y en tus manos.
En tus manos.
¿Cómo se sentirán tus manos
en mi cara o en mi pelo?

Abrí los ojos,
estoy acá,

i’m one with the force.




Ojalá te dé bola tu exnovia.

*




Ojalá te dé bola tu ex novia.

Pegame en la cabeza y dejame inconsciente hasta que pase todo esto.

Cuando la crisis se siente
en los huesos,
pegame
en la cabeza y dejame
inconsciente hasta que pase
todo esto.

Te parece que el día llega
antes de lo esperado
no le digas a ese chico
que se vaya a dormir con vos,
no le digas nada porque
a la hora en la que el sol
te ilumina la frente cual lumpen
dibujado en el horizonte
amaneciendo con el hacha en la mano, a la hora
en la que la luz nos revela
tal cual somos
ante todo
ante todos
los enfermos
abundan y piden
que los acompañes
hasta la casa para después
echarte
como un perro
sucio
y vos esperas
el bondi en la plaza
y le decis a tu amiga
en un audio que jamás
te pasó esto.
Y pensas mientras el 14
se acerca a poca velocidad
que a pesar de todo
podes escribir un poema hermoso
que el salame nunca podrá
porque cuando pudo
no quiso
y te dijo
después de caminar mil cuadras
al lado tuyo
abajo del sol
te dijo
que si no te enojabas
te dijo
te pidió que te vayas
de su casa cuanto antes
porque su ex novia
en el teléfono.

Porque
su
exnovia
en
el
teléfono.

Y le decis
a tu amiga que
aunque nunca
te hicieron sentir tan mal
no te pasa nada con ese goma
pero deseas
en lo profundo de tu corazón
que se le seque el pito
para siempre
y deseas
como siempre
y esperas
como siempre
hermosa en tu cama
con tu pijama hermoso
que un día te toque
besarte con alguien
que no te haga mierda el corazón.



domingo, 8 de octubre de 2017

Red label.

*




Del bolso saco un bollo
de billetes y calculo
cuánta guita 
se fue en escabio.
Si el bar era careta,
robarse un vaso (dos),
es justicia social,
por eso los pongo 
en la mesada y sonrío
mientras camino 
para el baño desabrochando 
los botones como puedo.

Y agradezco
el calor in crecendo,
el ventilador vuelve
para dormir más tranquila
con el ruido en la oreja
solapando 
el sueño en el que aparece
la cara de un boludo
que no me ama. 

Perdoname
yo soy así,
si no me enamoro, 
me aburro. 

Quién te va a cuidar?
En este mundo peligroso tenemos que estar juntos.
Quién detendrá a la turba iracunda si no estoy con vos, nena?



lunes, 11 de septiembre de 2017

El pibe II.

*









Nada me resulta más atractivo
que volverme a equivocar.
El hipismo en clave millenial
se compone de ciertos clichés:
no tener whatsapp es uno,
usar polleras con calzas otro,
manejar una bici vieja,
tomar Mariposa con coca,
verduras orgánicas.

El olor a chivo casi me tumba
pero lo combato
con una cuota
de desesperación premenstrual.
Pienso en otra cosa
para evitar reflexiones
sobre el paso de un linyera al otro,
por ejemplo en que
la exageración es una disciplina
que desarrollo hace tiempo
con verdadero
compromiso y astucia. 

Me acuerdo de ese día,
que en el parque llovía y yo
caminé rápido por Padilla
buscando algún alero
mientras el pibe me seguía.
Yo no quería mojarme
y a él no importaba.

Disculpame si después
de esta vez no te contesto,
es que nunca sé bien
con quién ni a quién quiero,
la costumbre de vivir
con una tormenta en el pecho
impide acomodarme,
voy procesando lo que me pasa
haciendo equilibrio
sobre la soga del bochinche.

Me lavo la panza con mate
unos años después,
escribo la segunda parte
que no será mejor
ni peor que la primera,
me iría corriendo
abajo del huracán
con tal de que me pierda el paso,
por eso me prometo
inútilmente
jamás reincidir atentando
contra mi propia existencia.








sábado, 26 de agosto de 2017

Pasan cosas maravillosas

*






I.

Me gustaría decir
que le puse pausa a una película
para pararme, llegar hasta el escritorio
y anotar:
“mis amigos se robaron un perro en Velez al 54”.

II.

Hace un rato
se levantó un pibe en mi casa
no me acordaba nada pero
tenía una pizza
congelada de la grido
entonces mientras ponía mac demarco
y festejaba que tenía
una pizza congelada de la grido
le dije que iba a escribir
sobre esto cuando se vaya.

Ayer me dijeron
que el nuevo dueño 
de mi gato pregunta por mí
pero me clava el visto,
no sé si es imbécil o imbécil.

Jóvenes de este hemisferio:
la poesía no existe
pero hablen
de sus amigos
con amor y ternura y 
de los pibes
con amor y ternura y
de las chicas
con amor y ternura y 
la van a encontrar.

Porque cuando mis amigos
se roban un perro y yo
rompo otro par de medias
y el pibe que conocí
hace tres minutos dice 
que lee lo que escribo
la encuentro.
Y aunque yo no vivo de lo que me gusta,
igual a veces
pasan cosas maravillosas.