domingo, 8 de octubre de 2017

Red label.

*




Del bolso saco un bollo
de billetes y calculo
cuánta guita 
se fue en escabio.
Si el bar era careta,
robarse un vaso (dos),
es justicia social,
por eso los pongo 
en la mesada y sonrío
mientras camino 
para el baño desabrochando 
los botones como puedo.

Y agradezco
el calor in crecendo,
el ventilador vuelve
para dormir más tranquila
con el ruido en la oreja
solapando 
el sueño en el que aparece
la cara de un boludo
que no me ama. 

Perdoname
yo soy así,
si no me enamoro, 
me aburro. 

Quién te va a cuidar?
En este mundo peligroso tenemos que estar juntos.
Quién detendrá a la turba iracunda si no estoy con vos, nena?



lunes, 11 de septiembre de 2017

El pibe II.

*









Nada me resulta más atractivo
que volverme a equivocar.
El hipismo en clave millenial
se compone de ciertos clichés:
no tener whatsapp es uno,
usar polleras con calzas otro,
manejar una bici vieja,
tomar Mariposa con coca,
verduras orgánicas.

El olor a chivo casi me tumba
pero lo combato
con una cuota
de desesperación premenstrual.
Pienso en otra cosa
para evitar reflexiones
sobre el paso de un linyera al otro,
por ejemplo en que
la exageración es una disciplina
que desarrollo hace tiempo
con verdadero
compromiso y astucia. 

Me acuerdo de ese día,
que en el parque llovía y yo
caminé rápido por Padilla
buscando algún alero
mientras el pibe me seguía.
Yo no quería mojarme
y a él no importaba.

Disculpame si después
de esta vez no te contesto,
es que nunca sé bien
con quién ni a quién quiero,
la costumbre de vivir
con una tormenta en el pecho
impide acomodarme,
voy procesando lo que me pasa
haciendo equilibrio
sobre la soga del bochinche.

Me lavo la panza con mate
unos años después,
escribo la segunda parte
que no será mejor
ni peor que la primera,
me iría corriendo
abajo del huracán
con tal de que me pierda el paso,
por eso me prometo
inútilmente
jamás reincidir atentando
contra mi propia existencia.








sábado, 26 de agosto de 2017

Pasan cosas maravillosas

*






I.

Me gustaría decir
que le puse pausa a una película
para pararme, llegar hasta el escritorio
y anotar:
“mis amigos se robaron un perro en Velez al 54”.

II.

Hace un rato
se levantó un pibe en mi casa
no me acordaba nada pero
tenía una pizza
congelada de la grido
entonces mientras ponía mac demarco
y festejaba que tenía
una pizza congelada de la grido
le dije que iba a escribir
sobre esto cuando se vaya.

Ayer me dijeron
que el nuevo dueño 
de mi gato pregunta por mí
pero me clava el visto,
no sé si es imbécil o imbécil.

Jóvenes de este hemisferio:
la poesía no existe
pero hablen
de sus amigos
con amor y ternura y 
de los pibes
con amor y ternura y
de las chicas
con amor y ternura y 
la van a encontrar.

Porque cuando mis amigos
se roban un perro y yo
rompo otro par de medias
y el pibe que conocí
hace tres minutos dice 
que lee lo que escribo
la encuentro.
Y aunque yo no vivo de lo que me gusta,
igual a veces
pasan cosas maravillosas.




martes, 22 de agosto de 2017

Las fiestas del futuro.

*







Escribí en un billete
de diez pesos al final
de la noche          
apoyada en la espalda
transpirada de la Pauli
“así es como echan
a la gente de las fiestas
en el futuro”.

Bailé toda la noche al lado tuyo
pensando en cómo se verá
mi cuerpo bailando
toda la noche al lado tuyo,
“¿Se verá bien mi cuerpo?”
Pensaba mientras
empinaba un vaso de litro
y me volcaba birra en el pecho.

Todo lo que elijo
está mal o se muere,
a vos te gustan los chicos
probablemente,
pero yo no lo entiendo.
Tuve un reflejo
de los 19 en la parada
y encontré pegado
un flyer de mi ex en la columna.
“¿Se veía bien mi cuerpo?” Pensaba,
probablemente mejor que ahora.

Todo lo que elegí
tuvo un entierro en este pecho
y en cada tumbita bailo,
con mi cuerpo y lo que queda,
que me importa si te gustan
los chicos o las chicas,

yo solo quiero escribir poesía.



domingo, 30 de julio de 2017

Día por medio.

*





Los días previos a la mudanza
fui tapando con enduido
los agujeros que dejamos en la casa,
vos ya te habías ido,
las paredes estaban bardeadas.

Ahora voy llenando
otros agujeros con otras cosas,
la materia se transforma,
tengo un camión
atravesado en el plexo solar,
el pasado,
una mochila de expectativas
que no cumpliste,
de desperdiciar momentos
creyéndonos más que otros.

¿Cuántos kilos de mandarinas
me faltan ingerir para hacer
que el invierno se vaya?

Me la paso buscándote
para no encontrarte nunca más,
y día por medio vuelvo
llorando del trabajo.



lunes, 3 de julio de 2017

Mi deporte favorito.

*











En el patio del laburo
2 grados centígrados
alguien pregunta
¿Cuánto sale una cocacola de litro y medio?
Yo fumo un Chesterfield
que me convidaron
y pienso en la nota
que leía el otro día 
"La miseria de los fumadores",
pienso
la crisis se manifiesta
de formas misteriosas,
pienso 
en hacer una lista
de las películas que no vamos a ver juntos,
pienso
la maquinación no tiene desperdicio,
ni la cantidad de escabio que ingiero
como la tumba de Luca
que chupa y chupa ginebra
voy rellenando el vasito
que rebalsa soledad.
Estas ultimas semanas
desde el café de la mañana
hasta que la noche cubre el pasillo
mi deporte favorito
se desarrolla
mentalmente
y en mi cama nueva
de dos plazas.








jueves, 15 de junio de 2017

No escribas enojada.

*






De lo permitido,
nada parecido a esto.
De lo que sucede
pluscuamperfecto
sangrando por la herida
me quedo con las medias
a medio arrancar,
armo un maniquí
de almohadones 
para que conquiste
el lado frío de la cama,
la sopa en la taza se enfría
los pelos se mezclan
florecidos.

No muerdas la mano que te da de comer
no muerdas la mano que te da de comer
no muerdas la mano que te da de comer.

Si no sabes nada
sobre el amor mejor callate.

Lo bueno es que no vas
a tener a sus hijos,
lo malo es que te va a doler
y vas a escribir enojada,
lo malo es que por una semana
vas a vivir horizontal,
lo bueno es que ya no tenés
que limpiarle los mocos a nadie
mas que a vos misma.

lunes, 5 de junio de 2017

Clavado.

*












1:23 am
el teléfono vibrando,
es un número equivocado
que me despierta,
y despierta
también la ilusión:

Es cierto que asistirás
a los eventos de facebook?
Sí
Y como vas a hacer
si la mayoría son
el mismo día
a la misma hora?
No lo sé
Y pero entonces?
Entonces nada
Y como te encuentro?
No lo hagas,
ya te dije,
que lo único
que sabemos
sobre el futuro
es que
todos
vamos
morir.

"Estás más loca que la mierda"
Y por qué te dije eso?
Ni idea,
yo no me acuerdo
de como llegué ese día
solo que dormí un rato
en la escalera
y que tenía mucha sed.

De donde venís?
De una fiesta en Urquiza
Ah, mirá
mi amigo me invitó
Y tu amigo como se llama?

Cínica nivel dios,
si le pregunto
es solo para
regocijarme,
tengo habilidades
extrasensoriales
explíquenme sino cómo
toda la fuerza que las cosas ejercen
sobre mí se condensa y explota
en mi cabeza mientras
beso al amigo pienso,
"estoy besando a tu amigo
porque estoy mas loca que la mierda",
mientras
le digo después a mi amiga
empanadas de por medio
"esto lo quisimos hacer siempre
pero nunca nos salió",
y chocamos las manos como
jugadoras de basquet.

xxxxxxxx dice:
estás?
estás?
donde te encuentro?
visto 6:43 am 









-







sábado, 3 de junio de 2017

Bailo uno más, compro una más, sigo uno más.

*




Embocar la colilla
en la botella de vino
que está en el asador
es una de las pocas cosas
que puedo controlar últimamente,
comprarme una remera
con corazones sagrados
fue la buena decisión del día.

Un perro de la calle
me acompaña hasta la fiesta
en la noche
que se apaga y se prende,
en la noche
que se apaga
y se prende,
y cuando se apaga,
bailo uno más, y vamos
compro una más, y vamos
sigo uno más, y vamos.

Cuando se apaga definitivamente,
me encuentro
conmigo
en mi máxima expresión.



miércoles, 24 de mayo de 2017

Fuck you, my little hippie stupid sunshine.

*




(I don't know what kind of social experiment i'm doing right now.)

I met him at this weird party,
I don’t remember much about that night,
I saw him and I liked him,
thought
maybe he has some tattoos, maybe not.
He was with those friends and
they weren’t like him
I danced, he laughed
talk about things that I can’t remember,
he has this beard, not long not short.
walked away, took a cab,
in the morning my sheets smelled like him.

The next days I thought about him
so I texted him
and discovered
this theory:
underneath the wool
there’s always a fucked up person hidding.

Then, at this party full of guys like him
I saw him, went back home alone and drunk
he called me on the phone
and said he was near to my house
but didn’t remember exactly how to get there,
so i told him,
and he came, slept, and we fucked.
Talked a lot about everything
and I’ve thinking
that maybe he’s my next best friend
maybe I said to my friends that
I was going to take it easy this time
but every fucking one knows that it was a lie,
I would never be able to take easy anything.






domingo, 9 de abril de 2017

Los chanchos.

*







En la inmediatez
otoñal regresa la vibra
con los mosquitos
en la casa del Fede,
la gata con hijos desparramados
el nenito que los corre
ya no se me parece
en nada
más que en la forma
de gritar groserías
y de dormir con la mano abajo de la almohada.

Al lado del puente compramos pescados
porque una vez asamos chancho
y se cayeron las bibliotecas del Ariel,
ahora evitamos todo contacto físico,
nos limitamos al homenaje
enfriando diez cajones
de vez en cuando.

Una palta cayendo del árbol
a 9,8 metros por segundo
puede matarte si te pega en la cabeza,
o puede ser la mejor entrada
cuando la pisan y la mezclan
con cebolla tomate y limón.

Una moto yace
al lado del terraplen,
la Agu en la hamaca,
uno de los gatos
de varios nombres
corre con agujero en el cuello
adueñándose,
la noche se me cae encima
cuando me duermo en el asiento trasero
de un fiat uno
sosteniendo la cabeza del Fausto.